Farmacia Burgos 9 | ¿Qué vacunas le debo poner a mi hijo?
Cuando nos preguntan qué vacunas le debo administrar a mi hijo, desde la Farmacia siempre recomendamos que sean todas las que están incluídas en el calendario vacunacional y que se administran gratuitamente en los centros de salud | Conoce cuáles son.
vacunas
440
post-template-default,single,single-post,postid-440,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-16.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

¿Qué vacunas le debo poner a mi hijo?

¿Qué vacunas le debo poner a mi hijo?

Este año comienza con el anuncio de la Consejería de financiar la vacuna tetravalente del Meningoco ACWY. En el calendario vacunacional actual se administra a los 12 meses y a los 12 años de edad, pero los padres la tienen que comprar en la farmacia ya que la que se financia sólo cubre para el meningoco C. La justificación parece estar en el creciente aumento de casos de meningitis y su virulencia, aunque aún se quedaría fuera de la vacunación el meningococo B, que es el más frecuente.

 

En cualquier caso, España es uno de los países del mundo con una mejor cobertura sanitaria y nuestro calendario vacunacional es uno de los más completos del mundo. Actualmente, el calendario ya no es único a nivel nacional, sino que cada Comunidad autónoma lo adapta aumentando las vacunas financiadas. Aunque esto es un foco de controversia, porque confunde a muchos padres, la realidad es que la vacunación en nuestro país ha sido uno de los grandes avances del bienestar social en el siglo XX.

 

Las vacunas son necesarias porque hay etapas de la vida en la que nuestro sistema inmunológico no funciona correctamente. En los primeros años de vida las defensas de nuestro organismo se están desarrollando, y los virus y bacterias se aprovechan de esa debilidad. Lo mismo ocurre a partir de los 65 años, cuando nuestro sistema inmunológico decae y comienza a ser vulnerable. También ocurre en cierto grupo de pacientes inmunodeprimidos debido a otras enfermedades, trasplantes, operaciones… Por tanto, es conveniente recordar que todas las vacunas son seguras y eficaces, y que su administración no sólo supone una ventaja para ese paciente, sino para todos los que conviven con él.

 

Cuando nos preguntan qué vacunas le debo administrar a mi hijo, desde la Farmacia siempre recomendamos que sean todas las que están incluídas en el calendario vacunacional y que se administran gratuitamente en los centros de salud. Además existen vacunas que se recomiendan aunque todavía no están incluídas en dicho calendario. Las asociaciones de pediatría recomiendan la vacuna del meningococo B, la tetravalente del meningoco A,C,W e Y, la vacuna del rotavirus, la vacuna de la hepatitis A, y la vacuna del virus del papiloma humano (ésta última tanto en niños como en niñas).

 

La vacuna del rotavirus es bastante conocida y muy efectiva en lactantes. Se financia en 81 países del mundo, pero aún no en España. Aunque en algunos bebés este virus sólo causa una diarrea, hay complicaciones y casos que se agravan y es conveniente su aplicación. Se administra dos dosis, espaciadas 4 semanas, a partir de las 6 semanas de vida del bebé. Su nombre comercial es Rotarix o Rotateq, y son muy recomendables sobre todo si hay más niños en casa. Es una vacuna bebible, que se compra en la farmacia con receta, pero se debe administrar en un centro de salud.

 

La vacuna del meningococo B, es cada vez más recomendada por pediatras ya que es un patógeno que causa cada año más casos de meningitis y con mayor virulencia. De momento sólo está financiada en Canarias. Se debe administrar a partir de los 2 meses en tres dosis, tal y como le indique su pediatra. Su nombre comercial es Bexsero o Trumenba (ésta última es para niños mayores de diez años o adultos).

 

La vacuna de la hepatitis A necesita dos dosis separada por un intervalo de 6 meses como mínimo para garantizar una protección duradera. Normalmente se administra a viajeros puesto que el contagio habitual es a través de aguas contaminadas con desechos fecales. Sin embargo, se han visto casos en niños debido a la poca higiene en guarderías. Es muy difícil controlar qué se lleva un bebé gateando a la boca, y por dónde pasan sus manos. Se administra a partir de los 12 meses y su nombre comercial es Havrix o Vaqta.

 

La vacuna de la meningitis ACWY se recomienda su administracion a los 12 meses y a los 12 años de edad. La realidad es que, aunque es más frecuente la meningitis tipo B en España, el crecimiento que está experimentando esta patología en Europa y la gravedad de la misma (con un 10% de letalidad) preocupan a las autoridades sanitarias. Actualmente 4 comunidades autónomas la financian, y Andalucía ha comunicado que la financiará a partir del año 2020. Su nombre comercial es Nimenrix o Menveo, y se pueden comprar en la farmacia bajo prescripción de su pediatra.

 

La vacuna del papiloma humano está financiada en España para niñas de 12 años. Sin embargo, las recomendación es que se vacune tanto a niños como a niñas. Es una vacuna muy efectiva que protege frente al 90% de los casos de verrugas genitales, que pueden llegar a causar cáncer en los órganos genitales. El creciente aumento de casos y los cambios en las relaciones sexuales en nuestra sociedad hacen plantearse la necesidad de vacunar a ambos sexos y de comenzar dicha vacunación antes, a los 9 años de edad. Se deben administrar dos dosis separadas al menos 6 meses y su nombre comercial es Gardasil o Cervarix.

 

Además, si tienes pensado viajar al extranjero, debes informarte previamente en Sanidad Exterior sobre el riesgo y las recomendaciones de vacunación según tu destino. Es conveniente hacerlo con antelación, puesto que a veces es necesario administrar la vacuna meses antes del viaje.

 

Por último, queremos aclarar algunas confusiones habituales entre los padres:

  • Las vacunas se deben guardar en la nevera en frío, pero pueden estar fuera de la nevera media hora antes de la administración sin ningún problema, aunque sea Agosto en Sevilla. Las vacunas no se deben congelar, por eso es recomendable que se guarden en la nevera de la Farmacia y se recojan justo antes de ir al centro sanitario donde se la vayan a poner.
  • Una vacuna no debe congelarse nunca, por lo que hay que tener especial precaución y no ponerlas nunca al fondo de la nevera de casa.
  • Las vacunas son siempre efectivas, incluso si el niño ya muestra síntomas de la enfermedad, en muchos casos ayudan a minimizar las complicaciones, pero siempre se debe consultar al pediatra sobre cómo debemos proceder.
  • Las vacunas no se deben administrar en casa, sino en centros sanitarios puesto que pueden causar alguna reacción, vómitos…además los envases se deben desechar en contenedores biológicos que no se tienen en casa.
  • La fiebre es un mecanismo de defensa habitual del niño y es frecuente que aparezca tras la vacunación. En casos de fiebre alta se debe utilizar paracetamol, pero no se debe usar como preventivo “para que a mi hijo no le entre fiebre”.
  • Las vacunas no son obligatorias, pero sí muy recomendables porque han conseguido erradicar enfermedades y son la mejor prevención de muchas patologías infecciosas. También es importante mantener una buena higiene, sobre todo cuando hay niños pequeños en casa. Los pañales, los mocos y los vómitos son fuente de contagio, por lo que hay que extremar la higiene cuando hay bebés en casa.
  • Cuando hay varios niños en casa y una familia no se puede permitir económicamente vacunar a todos a la vez, es recomendable que siempre se comience por el miembro más pequeño.
  • Confía siempre en tu pediatra y en tu farmacéutico. Ambos son expertos en vacunación.

 

Autor

Farmacéutico y Óptico. Especialista en dermocosmética, nutrición, atención farmacéutica y mundo infantil. Responsable del laboratorio de formulación magistral y acreditado para elaborar pastilleros semanales desechables. Responsable de análisis clínicos de azúcar y colesterol.

No Comments

Post A Comment